NUESTRA ALMA TIENE UN PLAN PARA CADA UNA DE NOSOTRAS

“Que nada atenúe la luz que brilla en tu interior”  -Maya Angelou-

Cada día cuando amanece, inclusive antes de levantarme, comienzo con mi baño de luz y la gratitud forma parte de este ritual que me acompaña hasta que cierro los ojos en la noche.

En una ocasión, realicé un ejercicio que me hizo entender que aún había en mí, emociones bloqueadas, asuntos sin resolver, personas a las que todavía no había perdonado y lo más importante; no me había perdonado a mí por haberme permitido vivir esas situaciones.

Dicho ejercicio trataba de escoger lo que yo hubiera entendido como un error en algún momento de mi vida y agradecer todo lo positivo que me había proporcionado esa experiencia. De inmediato me vino a la cabeza mi primer amor de juventud, recuerdo que me dolió tanto que en ocasiones había olvidado que existió, pero la sombra no puede permanecer oculta  para siempre, afortunadamente…

Aprendí que, era vital para mi sanación vivir esta experiencia en mi temprana juventud. En ella experimentaría el desamor duramente, para lograr amarme y descubrir el gran poder que hay en mí y así poder mostrar a las mujeres que nuestra capacidad de amar es infinita y poderosa y que todo lo que nos sucede tiene una razón, más allá de lo que entendamos en ese momento.

Y aunque no lo creamos, ese error que nos causo una profunda herida, era realmente, una bendición. Para nuestra sanación, para que volvamos a brillar con fuerza y para que nuestro brillo nos ilumine nuestro propio camino e iluminar el camino de otras mujeres. Porque recibir sin dar no tiene ningún sentido.

Siempre hay un plan para nosotras y ese plan está lleno de sombras que nos permitirán reconocernos y alcanzar la luz. 

“Antes de encarnarte en este planeta elegiste meticulosamente un cuerpo, una familia, una ciudad, un entorno y unas experiencias para crear el medio idóneo. Puede que estás circunstancias fueran afortunadas o no tan afortunadas, pero fueran las que fuesen, las elegiste para que te ofrecieran la experiencia perfecta que acabaría haciéndote iluminar el mundo a tu manera sin igual…

 

La ciudad en la que vives, el sufrimiento que ha habido en tu vida, la educación que has recibido, la clase social en la que naciste, los padres que te concibieron y la gente que te ha llegado al corazón: esto, todo esto, crea las condiciones ideales para que ilumines con tu luz el mundo que te rodea como solo tú puedes hacerlo”.

Mujeres de Luz  -Rebecca Campbell-

 

Hoy después de más de 20 años, me he dado cuenta de la valentía que tuve al aceptar vivir ese desafío, estoy muy orgullosa de mí y agradezco a esta alma divina, aceptar caminar juntos por el bien de nuestra sanación como almas. A partir de aquí, el perdón se dio de forma natural…

Realmente los errores, son bendiciones porque nos llevan a aprender y mejorar. Cuando comenzamos a aceptarlos, sin culpar a otros de nuestro libre albedrío, nuestra vida mejora.

¿Cuál es la forma más rápida en la que puedes aprender de un error? ¡Sin ninguna duda, con la gratitud!

No importa lo complicada que haya sido la experiencia, nada es casual y si te ha pasado es porque hay algo que tienes que aprender y darte cuenta de ello sin culparte y sin culpar a nadie, te libera.

Y recuerda que nada es lo que parece cuando decidimos vivir la experiencia de nacer en un cuerpo…

Con cariño,

Eila

COMPARTIR ESTE POST CON …


Eila es fundadora de Soy Holística, Life Coach, canalizadora, blogger espiritual, conferencista e instructora de mindfulness. Por años ha estado ayudando a muchísimas mujeres en todo el mundo a transformar sus vidas a través del amor por ellas mismas. Sueña con un mundo lleno de mujeres empoderadas, exitosas y abundantes. Mujeres que toman las riendas de sus vidas y comienzan a ser ellas mismas.

Escribe un comentario

He leído y acepto la Política de Privacidad